martes, 11 de marzo de 2008

Un regalito.

¡Estimados amigos y amigas!

¡Hoy con todos ustedes, el único, el auténtico, el inigualable....!

¡¡¡GENERADOR DE POSTMODERNISMO!!!

El socialismo en los trabajos de Stone.

1. Stone y la narrativa de Lyotard

“La sociedad es intrínsecamente imposible”, dice Debord; no obstante, de acuerdo con Wilson [1], no es realmente la sociedad lo intrínsecamente imposible, si no más bien el rubicón y algunos dirán que el fallo de la sociedad. Pero Derrida promueve el uso de la desublimación predeconstructivista para retar a las percepciones colonialistas de la identidad sexual.

Existen diversas narrativas con respecto a la narrativa de Lyotard. Se podría decir que el modelo de la teoría subcapitalista textual de Lacan sostiene que el arte se usa para fortalecer el sexismo.

El sujeto es contextualizado en eso que incluye la realidad como totalidad. Por lo tanto, la desublimación predeconstructivista establece que la realidad procede de la comunicación, puesto que la premisa del deconstructivismo semiótico es inválida.

Lyotard usa el término “narrativa Lyotardiana” para denotar un todo autosuficiente. Sin embargo, Porter[2] sugiere que tenemos que elegir entre la apropiación del neocapitalismo o la teoría textual postcultural.

2. El socialismo y la deconstrucción del capitalismo

El tema principal de los trabajos de Burroughs no es teoría, como Marx la habría entendido, sino neoteoría. Lacan usa el término “desublimación predeconstructivista” para denotar la característica definitoria de la narratividad subsemioticista. Así pues, si el socialismo se mantiene, los trabajos de Burroughs son postmodernos.

“La identidad sexual es irrelevante”, dice Lyotard. Baudrillard indica el uso de la desublimación predeconstructivista para atacar y analizar la clase. Se podría decir que en Junky, Burroughs deconstruye la deconstrucción capitalista; en Port of Saints, no obstante, afirma el socialismo.

La desublimación predeconstructivista establece que el lenguaje es fundamentalmente una ficción legal. En un sentido, el tema primario del análisis de Hanfkopf[3] sobre la deconstrucción capitalista es una realidad mitopoética.

D’Erlette[4] sugiere que los trabajos de Burroughs son modernistas. No obstante, Marx fomenta el uso de la teoría deconstructivista neoconstructivista para deconstruir percepciones obsoletas de la sociedad.

Sastre usa el término “desublimación predeconstructiva” para denotar el substrato común entre la identidad sexual y la realidad. Se podría decir que el sujeto es interpolado en eso que incluye el lenguaje como totalidad.

La premisa de la desublimación predeconstructivista establece que la narrativa es creada por el subconsciente colectivo. En un sentido, se puede encontrar cualquier número de construcciones relativas a una realidad autosoportada.

3. Consensos de la stasis

“La identidad sexual es parte del paradigma de la sexualidad”, dice Sontag; no obstante, siguiendo a McElwaine[5], no es tanto la identidad sexual lo que forma parte del paradigma de la sexualidad como la irrelevancia, y la subsiguiente economía, de la identidad sexual. Baudrillard usa el término “socialismo” para denotar la irrelevancia de la clase postmaterial. Por tanto, Foucault sugiere el uso de la deconstrucción capitalista para desafiar a la cultura.

En las palabras de Burroughs, un concepto predominante es la distinción entre abrir y cerrar. Si una lectura derridiana se mantiene, tenemos que escoger entre la desublimación predeconstructiva y la teoría textual presmiótica. Así pues, en Naced Lunch, Burroughs niega la deconstrucción capitalista; aunque en Junky reitera el paradigma patriarcalista del discurso.

Long[6], mantiene que tenemos que elegir entre la desublimación predeconstructivista y las relaciones de poder foucaultianas. Pero si el socialismo se mantiene, los trabajos de Pynchon son un ejemplo de libertarismo subconstructivista.

Existen diversas teorías relacionadas con la desublimación predeconstructivista. Por tanto, Sontag recomienda el uso de la deconstrucción capitalista para reconstruir el sexismo.

El sujeto se constextualiza en eso que incluye al lenguaje como un todo. No obstante, Foucault usa el término “desublimación predeconstructivista” para denotar una totalidad autorealizante.

4. Socialismo y narrativa textual

El tema característico de los trabajos de Pynchon no es, de hecho, el discurso, sino el postdiscurso. En V, Pynchon analiza la desublimación predeconstructivista; en Mason & Dixon, sin embargo, deconstruye el socialismo. Pero McElwaine[7] sugiere que tenemos que elegir entre la desublimación predeconstructivista y la absurdidad sartreana.

En las palabras de Pynchon, un concepto predominante es el concepto de narrativa submaterial. Se podrían descubrir diversas narrativas relacionadas con el error fatal y de ahí la irrelevancia de la sociedad cultural. No obstante, Lacan usa el término “socialismo” para referirse al rol del lector como poeta.

Si uno examina la narrativa textual se enfrenta con una elección: o aceptar el socialismo o concluir que la Constitución es capaz de la deconstrucción. La narrativa textual supone que el lenguaje se puede usar para desfortalecer a los infraprivilegiados, pero solo si la narratividad es intercambiable con la cultura. En un sentido, el tema principal del ensayo de von Ludwig[8] sobre el discurso postdialéctico es la diferencia entre consciencia y clase.

La premisa de la desublimación predeconstructivista sugiere que la narrativa es un producto de las masas. Se podría decir que si el paradigma semántico de la expresión se mantiene, tenemos que elegir entre la desublimación predeconstructivista y la sublimación predialéctica.

Bataille usa el término “socialismo” para denotar el género de la identidad sexual reconstructiva. En un sentido, existen diversos dematerialismos relativos a la desublimación predeconstructivista.

Abian [9] sostiene ue tenemos que elegir entre la narrativa textual y la teoría precapitalista. Por eso, Sastre sugiere el uso del nacionalismo material para modificar y leer la sociedad.

El sujeto es interpolado en eso que incluye el arte como un todo. En un sentido, el ejemplo de la narrativa textual, que es un tema central de la película Persiguiendo a Amy de Kevin Smith emerge de nuevo en Mallrats.

Sontag propone el uso de la desublimación predeconstructivista para desafiar la jerarquía. Por eso, si la narrativa textual se mantiene, tenemos que elegir entre el socialismo y el paradigma postcapitalista de la realidad.

  1. Wilson, O. R. ed. (1996) Expresiones del error fatal: Socialismo en los trabajos de Fellini. Yale University Press.
  2. Porter, I.L. Q. (1972) Desublimación predeconstructivista en los trabajos de Burroughs. Schlangekraft
  3. Hanfkopf, S. ed. (1991) Leyendo a Derrida: desublimación predeconstructivista y socialismo. O’Reilly & Associates
  4. d’Erlette, L. C. Z. (1980) Socialismo y desublimación predeconstructivista. University of Massachusetts Press
  5. McElwaine, W. ed. (1972) La narrativa del fallo: desublimación predeconstructivista y socialismo. Panic Button Books
  6. Long, O. F. E. (1983) Desublimación predeconstructivista en los trabajos de Pynchon. Harvard University Press
  7. McElwaine, F. ed. (1970) El fallo de la identidad sexual: Socialismo en los trabajos de Glass. O’Reilly & Associates
  8. von Ludwig, Q. N. (1987) Socialismo en los trabajos de Smith. Schlangekraft
  9. Abian, U. ed. (1971) Sublimaciones posttextuales: Socialismo y desublimación predeconstructivista. Panic Button Books

Este ensayo que acabas de ver es un completo sinsentido y ha sido generado aleatoriamente por el Generador de Postmodernismo. Para generar otro ensayo, sigue este enlace. Si te ha gustado particularmente este ensayo y quieres volver a verlo en su versión original en inglés, sigue este enlace.

El Generador de Postmodernismo fue escrito por Andrew C. Bulhak utilizando el Motor Dada, un sistema para generar texto aleatorio a partir de gramática recursiva y modificado muy ligeramente por Josh Larios (por lo menos en esta versión. Hay otras versiones ahí fuera).

Esta instalación del Generador ha entregado 3.069.092 ensayos desde el 25 de febrero de 2000 a las 18:43:09 PST, cuando devino operativa. Además está siendo servida desde una máquina en Seattle, Washington, EE.UU.

Información técnica adicional se puede encontrar en el Informe técnico 96/264 del departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Monash: “Sobre la simulación del postmodernismo y la debilidad mental usando redes recursivas de transición.” Una copia disponible en linea se puede obtener de la Universidad de Monash

Si te ha gustado esto, también te gustará leer acerca de la broma Social Text Affaire, en la que el profesor de física de la Universidad de Nueva York Alan Sokal engañó brillantemente (y sin sentido) a una publicación de crítica cultural que aceptó su falso artículo.


Traducido por mi.


Espero que lo hayáis disfrutado. Saludos!

8 comentarios:

pinos del mundo dijo...

que fort.
Imagino que la llaman DADA por los dadaistas. Esos decian que para hacer un texto dadaista habia que recortar un numero indeterminado de palabras de un periodico y luego ir seleccionandolas a boleo y poniendolas una al lado de la otra. ASi se cocina un texto dadaista.

Un saludo.
PD.Acentos omitidos intencionadamente

- SiL - dijo...

Que cabrón. Y yo leyendo varias veces el mismo párrafo buscándole un mínimo de sentido hasta que he dicho, “si bueno vale, voy a ver que pone al final” y… Sorpresa!

Ahora sabemos qué usan en la facultad para escribir libros.

Voy a pasar de la lógica. Voy a ser dadaísta.

Dr. Durden dijo...

Me ha encantado. Conozco a gente que habla exactamente igual, por ejemplo, los políticos. Lo peor, es que sus "oyentes", asienten con la cabeza.
Volveré.

Mayka dijo...

Pero también se inventan los términos? Qué narices es la desublimación predeconstructivista??
Yo me quiero leer Yonqui, así que en cuanto han nombrado a Burroughs he dejado de leer (por si había detalles del argumento, ya sabes).

A mí Alan Sokal me cae mal. Lacan también. Y los de Social Text me dan pena. Pero seguro que desde entonces revisan bien los textos que publican.

Un beso!

Irrelevante dijo...

Tú y tu generador de postmodrnismo. Aunque supongo que ya sabrás que es un soberana tontería. La gracia reside en que los textos aleatorios se asemejan peligrosamnete a textos reales de filosofos postmodernos, ¿no?. Pero eso no es así en absoluto, dado que hay una dierencia fundamental: los textos del generador son aleatorios, los textos de autores postmoderos han sido pensados (racionalizados, sentidos, me da igual) por una mente. La comparació es imposible. Ese texto que has puesto no ha sido pensando por ninguna mente.

Y de todos modos, aunque el planteamiento del chiste fuera correcto, ¿dónde está el problema? Seguro que el texto en cuestion, por enrevesado que parezca, puede ser interpretando por alguien xa q tenga algun sentido xa otro alguien. O puee ser concebido como un poema. Que pretencioso es pensar que un texto pensado es, al fin y al cabo, mas fiel a la realidad que un texo aleatorio!

El sentido no existe :S

Y la efervescencia es ilimitada.

Irrelevante dijo...

Y la conmesurabilidad es intrinseca a la sustancia (generalmente).

Adolfo Llopis dijo...

Irrelevante, te responderé con palabras de mi querido Dawkins:

"Pero ¿acaso los posmodernistas no afirman sólo estar 'jugando'? ¿No es el núcleo de su filosofía el que todo vale, que no hay verdad absoluta, que cualquier escrito posee el mismo valor que otro, que no hay un punto de vista privilegiado? Dados sus propios criterios de verdad relativa, ¿no es un poco injusto regañarles por utilizar engañosos juegos de palabras y gastar pequeñas bromas a los lectores? Tal vez, pero entonces se nos deja con la pregunta de por qué sus escritos son tan asombrosamente aburridos. ¿Los juego no deberían ser, por lo menos, divertidos, en lugar de ceñudos, solemnes y pretenciosos? Más notable aún, si sólo estan bromeando, ¿por qué reaccionan con tales chillidos de consternación cuando alguien hace una broma a sus expensas? El origen de las Imposturas intelectuales fue un brillante fraude perpetrado por Alan Sokal. El magnífico éxito de su golpe no fue recibido con las divertidas risitas de aprobación que se podrían haber esperado luego de semejante proeza de juego deconstructivo. En apariencia, cuando nos transformamos en establishment, deja de ser divertido que alguien pinche nuestro establecido globo de aire caliente."

La diferencia que planteas entre el texto del generador y uno genuino no exite: ambos son aleatorios ;)

Adolfo Llopis dijo...

Mayka, para mi Sokal es un HÉROE, al más puro estilo aqueo

:*